2007
06.17

Hacia un tiempo que mi papá no venía a casa y mis dos perros, Anibal (Fox Terrier) y Yaya (Bullmastiff) ya lo extrañaban.Yo todas las tardes al llegar del trabajo les daba de comer y ellos contentos me recibían y me guiaban hacia el salón en donde está la comida de ellos, se hacían entender los dos muy bien. Mi papá ayer lo bañó a Aníbal, le cortó el pelo, y lo peinó, quedó hecho un “pompom”. Él siempre jugaba con una pelotita de tenis o con un limón, se lo tirabas y te la traía para que se lo patees de nuevo. Hoy a la madrugada mis viejos antes de irse a dormir lo hicieron entrar a la casa porque hacía mucho frío y estuvieron jugando con él y divirtiéndose. Tipo 5:30 de la mañana mi mamá se despierta porque lo escucha respirar mal, corriendo lo llamó a mi papá, él lo toca y encuentra adentro un tumor. No podíamos hacer nada en ese momento, mas que esperar hasta la mañana y llevarlo al veterinario, y encima un día feriado y domingo. A las 9:00 de la mañana fallece. No estaba al lado de la estufa donde lo dejamos sino que se levantó y quiso ir hasta la puerta como queriendo ir a buscar a alguien y quedó ahí. Parece como si hubiera estado esperando todo este tiempo a que llegara mi papá para despedirse de él y hacerle pasar un buen momento. Los que tuvieron un perro me van a entender. El 6 de Agosto hubiera cumplido 11 años, 6 días antes de mi cumpleaños.

Translate »